sábado, 29 de noviembre de 2008

Instrucciones para hacer chaparro

Para todos los consuetudinarios amigos de “Baco” o mejor dicho del doctor Chichipate, de chirindanga, el enamorado de este manualito, estratégicamente indispensable para esos días de fiesta.
A todos los Guazapones y Guazapinas, quiero decirles que si piensan preparar su sabrozo jaibolito es indispensable tener en cuenta lo siguiente:
Primeramente se prepara una culebra de cobre con una canoa de madera para el depósito de agua, ésta tiene la intención del enfriamiento teniendo el cuidado de recambiar el agua constantemente mientras dura todo el proceso de menjurge. El cocedor es un voladito de batidor que se pone en la boquiya del cantarito con chicha en fogón. El batidor se puede hacer con el cántaro sellado mediante un hoyito, luego se mete la correya para que salga hacia la canoa.
-La mazacuata puede ser también de bronce
-La chicha son dos medios de maíz más una de arroz, se ponen a nacer hasta que le broten los coyolitos, a los días está raiciadito, luego se saca y se pone dos días al sol hasta que esté sequito y tostadito. Después se martaja en una piladera y se mezcla el maíz y el arroz, se machaca un atado de dulce y se deja el agua a nivel del raiciadito.
A las veinticuatro horas se le quita nuevamente el agua cuando ya tiene saborcito de chupeta. Se le encarama otro atadito de dulce cuando esta borboyando, si se quiere que se siga cociendo o se bota, media vez se sienta con fuertecita de esa vía dulce ya pueden sacarse dos botellas de lorotas, que por cierto echa un tufito de sobaco de diputado y se deja borboyando.
De cinco botellas de chaparrito puras salen dos y medio de alcohol, debés de tener en cuenta que al chaparrito también le llamamos cusuza o coyolito. Si en la pachanga una cipotía te ofrece la cusuza no te pongás nervioso, sencillamente da lo mismo chaparro o coyolito.
Cuando está en el fuego debe de llevársele la mano a fueguito lento, con una llama rebalsa y se puede incendiar; así con el fuego mansito comienza a chorrear después de una hora de cocimiento. En la canoa estamos cambiando el agua caliente por fría.
-Al cocedor se le embroca el voladito.
-así vé?
-así vé?
La charrita de la culebra se mete despacito en la churumbila y se zampa fuego a la babosada hasta que veás que comienza a chorriar, siempre como te decía a fueguito manso.
Para catalizar el alcohol se agarra un algodón, se embroya en un palito y se moja, luego se priende y en breve lo apagás hasta que se le termine el sumito.
Después se aprieta el algodón, si ves que está mojado todavía le falta una micerita, si no le queda humedad en el dedo quiere decir que está listo el alcohol noventa.
¡Ah, y no olvidés que la culebra, cuando calienta, zurra!

Alfonso Hernández
De su libro: “Diálogo de las germinaciones y otros cuentos”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ta bien ta bien! pero hay palabras en las que me perdiste y eso que soy guanaco! jajajjaa mejor mandamelo en español y brindare por ti con el dios baco jajjajaja cuidate

vodka_petrov@hotmail.com

Anónimo dijo...

Eppp,pero i la culebra cobre de se ace o que es

Anónimo dijo...

La culebra de cobre es un caño o tubo como le yamen ustedes

Anónimo dijo...

yo lo fabrico y es casi igual como tu lo describes.. solamente una pregunta: es verdad que se le bota la primera botella que se ha destilado o es paja?