domingo, 3 de mayo de 2009

MEMOrias de un tres de mayo

En nuestro país, al igual que la mayoría de países de tradición y fe católica, el día tres de mayo, se celebra el día de la cruz.

Dicha celebración consiste en poner una cruz de madera en los patios de las casas, adornarla con gallardetes de vivos colores y ponerle en la base toda clase de frutas como mangos, coyoles, guineos, paternas, nísperos, caimitos, mamones, etc.

No voy a profundizar sobre el tema porque creo que todos conocen dicha tradición, aunque con el tiempo se ha ido perdiendo, sino que, el objeto de este relato es recordar un acontecimiento que pasó el día de la cruz de 1965 y que estremeció a toda nuestra patria y del cual ya muy pocos se acuerdan…el terremoto de 1965.

Una semana antes del terremoto del tres de mayo del 65 había estado temblando fuerte y con mucha regularidad. La gente comentaba que temblaba porque el cerro de San Jacinto era “volcán de agua caliente” por su proximidad al lago de Ilopango, y que podría pasar otra “ruina”, como le llamaban los ancianos al gran terremoto de 1917 provocado por el volcán de San Salvador o “Jabalí” que había destruido la capital, y había sepultado a varios caseríos y cantones de Quezaltepeque, Chanmico y partes de Apopa y Tonacatepeque.

Recuerdo que ese año estaba estudiando quinto año de primaria en el Nuevo Liceo Centroamericano que quedaba sobre la 10° ave. Sur, frente a la Policía Nacional, y media cuadra al poniente de la Iglesia de La Merced.
Ese día, tres de mayo, tenía que salir bailando el Xuc, vestido de indio, como parte de las celebraciones del día de la cruz en el colegio. Pero debido al terremoto, todas las actividades escolares fueron suspendidas.

El terremoto sucedió en la madrugada. Al principio con movimiento lento, pero poco a poco fue tomando fuerza hasta volverse un violento sismo que duró unos 30 segundos.
Yo estaba dormido, e inmediatamente me desperté, oí que las paredes de la casa tronaban bastante fuerte y las tejas empezaban a quebrarse y a caer al suelo. Salí corriendo buscando la puerta que daba a la calle y me voy dando cuenta que casi toda la casa se había caído por la violencia del temblor.

Al mismo momento salieron mis padres y una prima que vivía con nosotros. A mi abuelita la tuvimos que ir a sacar debajo de una pila de escombros, toda golpeada, con moretones y raspones, pero viva.
Muchas personas no tuvieron la misma suerte.

Los días posteriores siguió temblando, pero con menor intensidad. La mayoría de familias decidieron dormir en parques, patios o lugares seguros.
Nosotros íbamos a dormir a un kindergarten que estaba en la colonia La Rábida adonde una tía era la directora de la institución.

Debido a que la gran mayoría de casas en esos días eran de bahareque y no de ladrillo de calavera, hubo muchas casas y mesones que no soportaron la fuerza del terremoto y fueron destruidas.

No recuerdo la cifra de muertos ni heridos que el terremoto provocó. Lo que sí recuerdo es que, desde ese día, debido al terremoto, San Salvador cambió mucho.
Las personas de escasos recursos que se quedaron sin hogar, se tuvieron que refugiar en predios baldíos que antes eran pastizales y potreros para bueyes y caballos que jalaban carretas y carretones, que todavía se veían en la capital.

Muchas de las riveras del río Acelhuate se convirtieron en asentamientos temporales para los damnificados. Estos asentamientos temporales, poco a poco, se fueron convirtiendo en permanentes, que perduran hasta el día de hoy, como son las comunidades Tres de Mayo, el Tutunichapa, la Fortaleza, y otras.


3 comentarios:

el chino milton dijo...

Esa foto es del terremoto del 86.

Sabias algo de las champas por la col. el bosque que ahora es una colonia en sistema mixto, a la orilla del tutunichapa.

Esos terrenos por la gestiòn de mi papà se los cedieron a los dagnificados, por que ella (fam. Molins), lo conocìa yaque èl le hacia los zapatos.

hay una bonita historia atràs hay te la cuento al rato.

Memo dijo...

Quiubo chino. Tenes razón, la foto es del terremoto del 86. Lo que pasa es que no encontré ninguna del 65.

Si me acuerdo que tu papá había hecho una pequeña casa en el predio del Tutunichapa, y me acuerdo también que era zapatero. Yo asistí a su velorio allí mismo en el Tutunichapa.

A ver cuando contas la historia.

Memo.

carlos dijo...

saludo a todos le quiero preguntar sobre el terremoto del 3 de mayo 1965 yo naci en esa fecha en ilopango y mis padres me cuentan que cuando fue el terremotoel cielo se ilumino cmo que si fuera de dia otras personas me han dicho que fue cmo la caida de un meteoro, en el lago y que eso origino el sismo, les agradecer sus comentarios.
gracias